Llamada a la acción: la comunicación con los pacientes como herramienta de marketing

A menudo, el término comunicación con los pacientes se refiere a medidas como folletos de la clínica, hojas de información para el paciente o documentación informativa. ¿Usted también lo entendía así? En ese caso, debe seguir leyendo, ya que la comunicación con los pacientes abarca mucho más. Diálogo, actividad y cercanía personal son las palabras clave.

Para que los pacientes se impliquen a largo plazo con la clínica, ya no basta con realizar un tratamiento excelente. Dentro de la infinita variedad de posibilidades de medidas de marketing y formas de dirigirse a los pacientes, lo más importante no es crear miles de folletos informativos, sino general una relación con sus pacientes gracias a su personalidad y a su cercanía humana. ¿Cómo lo conseguimos? Con medidas que se destacan por el diálogo, la actividad y la interconexión. Mediante formatos con carácter. Mediante la interacción de igual a igual. Sea cercano y accesible, sea auténtico. Su personalidad es su ventaja.

Dr. X. Pert
Dr. X. Pert
¡Porque siempre sabe qué hay que hacer!
Dr. I. Trust
Dr. I. Trust
¡Porque sus pacientes confían y se sienten seguros con usted!

Puertas abiertas

La medida de marketing por excelencia en lo que respecta a la fidelidad de los pacientes y la cercanía personal es, por supuesto, el día de puertas abiertas. Si se hace una vez o dos veces al año, permite compartir horas en un ambiente relajado, sin prisas, dolor de muelas y la atmósfera estéril de la clínica. Se cubren dos grupos objetivo: los pacientes habituales y los nuevos. Para ambos, lo importante poder echar un vistazo entre batidores, hablar con el dentista y el equipo en un contexto más personal. Mejor aún si es en compañía de familiares, amigos o colegas que también quieren ser pacientes y son nuevos en la clínica. Lo más inteligente es relacionar el día de puertas abiertas con una novedad. Esto puede ser, por ejemplo, la incorporación de un profesional nuevo/adicional en el equipo, la ampliación de la oferta de servicios o la adquisición de un aparato nuevo. También una renovación o ampliación de la clínica o un aniversario podrían ser unas situaciones perfectas.

Planifíquelo con tiempo suficiente para invitar a los asistentes y organizar el evento, comprobando con antelación que no coincida con otros eventos en el sector dental. Un sábado por la mañana o por la tarde es ideal. Como parte de la publicidad del evento, debe informar sobre que pueden esperar los visitantes, qué valores añadidos conlleva la asistencia, etc. Aperitivos, bebidas y algo de entretenimiento para los más pequeños siempre son buenos reclamos, ya que, los fines de semana, hay que tener en cuenta a toda la familia.

Dependiendo de la orientación de la clínica y su competencia, el día de puertas abiertas puede atraer caras totalmente nuevas. Una jornada de inauguración con un artista local, una lectura o una cata (p. ej., vino, aceite…) son variantes más modernas para grupos de pacientes objetivo especiales que se salen de lo habitual.

Manténgase informado

Los formatos abiertos y monotemáticos post tratamiento son bien recibidos y siguen siendo populares. Da lo mismo si se trata de una sesión informativa sobre profilaxis, una charla sobre los implantes o la presentación de la terapia periodontal fotodinámica; quien siembra información, recoge pacientes bien informados. Y esto, a su vez, hace sentir seguros a sus pacientes, porque pueden profundizar y detallar mucho más en este tipo de eventos informativos que a través de presentaciones en la clínica, folletos o durante las conversaciones con sus pacientes mientras están sentados en el sillón de tratamiento. El paciente quiere informarse, tanto acerca de intervenciones especiales como de implantes dentales. Dele la oportunidad de hacerlo en su clínica y no en Google.

Aquí también, desde el punto de vista del marketing, debe considerar el momento adecuado para el proceso de información. Ya sea mostrándola en la clínica, en su página web o mediante un envío postal o publicidad en la radio; las posibilidades están abiertas, estructure sus objetivos con antelación.

Socializar en las redes sociales

Los canales de redes sociales también le ofrecen puntos de partida extraordinarios para una interacción caracterizada por la cercanía. Si tiene una página de Facebook de la clínica, existe la posibilidad de que los pacientes o los nuevos pacientes le contacten a través de este medio. Puede ser para pedir cita, hacer preguntas sobre las posibilidades de tratamiento o para dejar críticas negativas o positivas. ¿Qué hacer, pues? ¡Socializar! Responda, reaccione, interactúe con ellos de acuerdo con el medio. Si no puede responder a las exigencias y los requisitos temporales de la red social A o la plataforma online B, piense seriamente en eliminar la cuenta. No tener cuenta siempre es mejor que tener una cuenta pasiva.

Lo mismo vale para jameda y otros portales similares. Los pacientes puntúan a los profesionales porque es importante para ellos que se les escuche. Responda siempre, ya sean comentarios negativos o positivos. Para que un paciente se mantenga fiel durante mucho tiempo, lo más importante es que sienta que se le toma en serio, que se le presta atención y que sus opiniones se tienen en cuenta.

¡Juntos alcanzamos el éxito!