Micromotor W&H, la opinión del Dr. Helder

El Dr. Helder, dentista procedente de Nicaragua, comenta sus experiencias con el motor eléctrico de W&H:

- Suelo utilizar exclusivamente turbinas, y siguiendo algunas recomendaciones, estudié más de cerca la posibilidad de utilizar un micromotor eléctrico. A continuación relataré mis experiencias con dos preparaciones de coronas de metal-cerámica (VMK) y varios tratamientos de canales radiculares. Les puedo adelantar ya que los resultados me entusiasmaron.

Ahora utilizo el micromotor eléctrico sin escobillas EM-E6 y el contra-ángulo Alegra WE-99 LED G de W&H.

el micromotor eléctrico sin escobillas EM-E6

Trabajar con un micromotor eléctrico es muy distinto de trabajar con una turbina. El micromotor eléctrico se distingue por su elevada estabilidad. A diferencia de la turbina, no emite vibraciones perceptibles, lo que permite acondicionar el límite de la preparación con mucha mayor precisión y velocidad. Al principio, pensé que el peso del micromotor podría representar un problema. Pero estaba equivocado, ya que el peso permite sujetar el instrumento más firmemente y con mayor seguridad, contribuyendo así a ejecutar la preparación con mayor precisión. Tengo la impresión de que el peso y la velocidad constante del micromotor influyen positivamente en el resultado del tratamiento. El instrumento conserva su velocidad incluso al entrar en contacto con el diente, lo que evita rebotes de la fresa.

Durante el Congreso FOCAP celebrado en San Salvador en octubre de 2011 tuve la ocasión de ver en funcionamiento el micromotor eléctrico y me llamó la atención la enorme satisfacción de los pacientes. Sin lugar a dudas, el sonido del micromotor les resulta mucho más agradable que el de la turbina. Vi confirmada mi teoría cuando realicé varios tratamientos de canales radiculares. Los pacientes permanecieron en todo momento muy relajados. Algunos incluso comentaron la agradable diferencia. Por supuesto, el funcionamiento mucho más silencioso del micromotor eléctrico también resulta mucho más cómodo y menos estresante para el usuario.

La luz LED integrada en el contra-ángulo WE-99 LED G me facilita considerablemente el trabajo. Ya no tengo que ocuparme de la iluminación indirecta al abrir canales radiculares. Ahora ya no tengo que ajustar continuamente el espejo, así que la luz LED representa un considerable valor añadido.

Aunque llevo más de 18 años trabajando exclusivamente con turbinas, debo concluir este testimonio reconociendo que el uso del micromotor eléctrico de W&H solo me ha aportado ventajas. Tanto en lo referente al bienestar de los pacientes como a la calidad odontológica del tratamiento y a aspectos técnicos tales como la constancia de la velocidad, estoy realmente satisfecho y entusiasmado.

el contra-ángulo Alegra WE-99 LED G