W&H: 125 años de innovación

Desde hace 125 años W&H se ha impuesto como prioridad los deseos y las necesidades de las personas. Numerosas innovaciones son en la actualidad sinónimo de W&H y han marcado hasta hoy en día los avances tecnológicos que se han alcanzado en el campo de la odontología moderna.

Conocida por su calidad, su fiabilidad y su excelente servicio técnico, W&H es una de las marcas más cotizadas en el ámbito de la tecnología dental. Gracias a unas soluciones adaptadas a la medida de las necesidades específicas de sus clientes, esta empresa familiar austríaca lleva 125 años despuntando de forma clara en el sector odontológico internacional. De hecho, un buen número de trabajos pioneros son hoy sinónimos de W&H y se han introducido en la rutina diaria de odontólogos de todo el mundo.

Salto tecnológico desde 1890 hasta hoy en día

Al ser el primer fabricante europeo de piezas de mano y contra-ángulos accionados mecánicamente, W&H empezó ya a dejar su impronta con sus innovaciones desde sus primeros años de existencia. Una pieza de mano universal con posibilidad de regular la inclinación del cabezal que, por primera vez, ofrecía flexibilidad y un acceso óptimo al lugar de tratamiento, marcó el comienzo de una larga historia de éxitos. Le siguieron un gran número de sistemas patentados, que eran el resultado de una intensa actividad de investigación y desarrollo. Y, con las innovaciones que ofrece en la actualidad, W&H ha logrado posicionarse como el primer proveedor mundial de tecnología LED de vanguardia para instrumentos de transmisión.

Gracias a las soluciones exclusivas en los ámbitos de las unidades de accionamiento quirúrgicas y de los equipos piezoquirúrgicos, la empresa ha demostrado que se encuentra claramente a la cabeza en el ámbito de la cirugía oral. Por otro lado, con el desarrollo del equipo de limpieza y mantenimiento Assistina, W&H es el primer proveedor de una solución innovadora para la preparación mecánica de los instrumentos. El objetivo de este afán innovador tan extraordinario de W&H consiste en afianzar de forma enérgica su posición de liderazgo en el mercado, así como en aportar soluciones orientadas al futuro para configurar de forma decisiva la rutina médica diaria.

Primera turbina del mundo con anillo LED+ quíntuple

La ausencia total de sombras durante la preparación era hasta hace poco tan solo un deseo que ningún odontólogo había podido cumplir. En el año 2014 W&H presentó una sensación tecnológica: cinco LEDs del tamaño de la cabeza de un alfiler se integraban en forma de anillo en el pequeño cabezal de la nueva turbina Synea Vision. Con ello, los odontólogos se beneficiaron por primera vez de una iluminación 100 % sin sombras en el lugar de preparación y los pacientes, de más seguridad en el tratamiento. Con la exclusiva turbina Synea Vision, dotada del anillo LED+ quíntuple, W&H no solo marcó un claro punto de referencia respecto al resto, sino que además reforzó su liderazgo tecnológico en el campo de las turbinas y las piezas de mano para los modernos sectores de restauración y prótesis.

W&H unidades de accionamiento quirúrgicas y de los equipos piezoquirúrgicos

Un ejemplo reciente de la exitosa serie de desarrollos en el sector de la cirugía oral es el "Piezomed", que se presentó al público especializado por primera vez en el año 2013.

Basado en la piezotecnología más moderna, el equipo quirúrgico funciona con microvibraciones de alta frecuencia que permiten realizar incisiones altamente precisas en los huesos maxilares. Una de las características tecnológicas del equipo W&H es la detención automática del inserto, que ya está patentada. El equipo reconoce el inserto al acoplarlo y ajusta automáticamente el grupo de potencia correcto. De este modo, se reduce considerablemente el riesgo de que se produzca una sobrecarga del inserto, por lo que el usuario puede concentrarse por completo en el paciente y en la intervención quirúrgica que está realizando. Además, como está equipado con una función Boost, Piezomed permite aumentar la potencia en un 20 % durante unos segundos en caso necesario.

Conceptos de higiene más modernos

Al mismo tiempo que introdujo una nueva innovación en el campo de la cirugía oral, W&H logró captar la atención de todos con la actual generación de Assistina. Con el "Assistina 3x3" W&H lanzó al mercado por primera vez un equipo para la limpieza automática por dentro y por fuera, así como para la lubricación de turbinas, piezas de mano y contra-ángulos. Además, permitía limpiar y mantener de uno a tres instrumentos por ciclo. Las consultas odontológicas empezaron a disfrutar de procesos de limpieza validados y significativamente más cortos, con un soporte óptimo a la hora de aplicar los conceptos de higiene más modernos.

Gracias a sus conocimientos tecnológicos específicos, así como al desarrollo coherente de productos en estrecha colaboración con los clientes, W&H siempre ha conseguido implantar nuevos estándares innovadores en el mercado mundial. Al concentrarse en los deseos y las necesidades de los usuarios, surgen soluciones eficaces, seguras y duraderas, un concepto que convence ahora y no ha dejado de convencer en los 125 años de historia de la empresa. Así, numerosas prestaciones pioneras han quedado unidas de forma inseparable al nombre W&H y han impregnado hasta nuestros días la forma en la que la marca se ha presentado ante el público.


Hitos para la odontología moderna

Botón de presión
Acoplamiento Roto Quick
Assistina: dosificación automática de la cantidad de aceite
Lisa MB fue el primer esterilizador de clase B
El equipo Implantmed
Alegra con la luz LED accionada por un generador

En 1979 W&H se convirtió en el primer proveedor del mundo en lanzar al mercado la sujeción mediante botón de presión para turbinas, de manera que, a partir de esos momentos, los usuarios empezaron a cambiar la fresa del cabezal del instrumento con mucha más facilidad. Al mismo tiempo, el nuevo acoplamiento giratorio para turbinas "Roto-Quick" permitía girar los instrumentos 360° en el acoplamiento de forma libre y sin problemas, lo que aportó una mayor flexibilidad y facilitó enormemente el trabajo.

"Elcomed", el equipo quirúrgico más rápido y, a la vez, el primer motor sin escobillas de su época, causó sensación en 1983. De hecho, el motor alcanzaba una velocidad de accionamiento de hasta 45.000 rpm. Esto aumentó considerablemente el rendimiento de fresado de los instrumentos rotatorios en el tratamiento del hueso, por lo que los cirujanos consiguieron mejorar los resultados de sus tratamientos.

En 1992 W&H presentó la nueva "Assistina", una unidad de limpieza y mantenimiento que no solo destacaba por un manejo extremadamente sencillo, sino también por su alta rentabilidad. Mientras que otros fabricantes solo ofrecían sistemas de cuidado y mantenimiento con pistolas o botellas de aceite, el nuevo producto de W&H permitía por primera vez una dosificación totalmente automática de la cantidad de aceite, así como una limpieza completa de los tubos de spray. La siguiente novedad en el campo de la preparación de instrumentos surgió en 1999: "Lisa" era el primer esterilizador del mercado que estaba concebido exclusivamente para ciclos de clase B. Lisa no solo ayuda a reprocesar adecuadamente cualquier carga, sino que simplifica enormemente los procesos de esterilización en las clínicas. Como el nuevo Lisa es un sistema de autoclave por vacío, por primera vez se permitió también la esterilización de los huecos interiores de los instrumentos odontológicos.

En el año 2001, el nuevo motor quirúrgico "Implantmed" no solo convenció a todos por su relación precio-rendimiento, sino también por permitir un manejo sencillo y preciso. El innovador producto de W&H ofrecía una máxima fiabilidad durante su aplicación.


Con la nueva generación Synea, en el año 2007 W&H se convirtió en el primer fabricante de productos de odontología en introducir en el mercado turbinas con LED esterilizables. A partir de ese momento, los odontólogos no solo pudieron trabajar con una iluminación similar a la de la luz del día, sino que por primera vez también fue posible una esterilización completa de los instrumentos. Ese mismo año se presentaron también piezas de mano y contra-ángulos quirúrgicos con tecnología de generador. La novedad consistía en que, independientemente del motor de accionamiento, la corriente para la luz se obtenía a través de un generador integrado en el instrumento. Esto significaba que, sin necesidad de realizar una inversión adicional, los usuarios podían disponer de un instrumento con luz LED en cualquier unidad o motor dental. De este modo, con la nueva serie Alegra, a partir de 2009 todas las ventajas de la conocida tecnología LED de W&H se ofrecieron también para los campos de restauración y prótesis.


Las personas son nuestra prioridad

Teniendo como objetivo el logro de las mayores ventajas posibles para la odontología moderna, las soluciones de W&H son desde hace 125 años sinónimo de calidad, innovación y seguridad. Gracias a la estrecha relación existente entre los departamentos de desarrollo y fabricación en el emplazamiento de Bürmoos, W&H siempre consigue implantar cambios en el mercado de forma rápida y convertir los deseos de los clientes en soluciones nuevas y orientadas al futuro. Con ello, la empresa familiar austríaca ha conseguido imponerse hasta hoy en día como un impulsor de avances decisivos en el sector odontológico, además de fomentar continuamente la incorporación de nuevas tendencias.