Una turbina pequeña – un gran campo de aplicación

Fuente: ZWP 9 / 2014
Autores: Jenny Hoffmann, Christin Bunn / Oemus Media AG


El cambio demográfico es cada vez más evidente, incluso los diferentes tipos de pacientes que pasan por la consulta, por lo que los planes para la gerodontología cobran cada vez más protagonismo. Este cambio requerirá tratamientos más especializados y plantea nuevos retos para el odontólogo y su equipo. El uso de turbinas, piezas de mano y contra-ángulos adecuados desempeña aquí un papel decisivo.


Los planes de la consulta deberían enfocarse lo más posible a las necesidades personales de los pacientes. Precisamente el número creciente de pacientes mayores exige una adecuación tanto de las instalaciones de la clínica, como de los tratamientos. Sin embargo, en la rutina de la consulta no solo es preciso ocuparse de este grupo de pacientes, sino que también los niños y los pacientes con miedo requieren una atención odontológica especial. Es necesario contar con sensibilidad y comprensión en todos los casos, pero también con la disponibilidad de adaptar a los pacientes los procesos profesionales y las condiciones previas relevantes para el tratamiento. Es importante no perder nunca de vista las particularidades físicas y psíquicas del paciente.

TK-94 W&H Turbine
La microturbina TK-94 destaca por su diámetro del cabezal de solo 9 mm y una altura total del cabezal de 17,2 mm con fresa de abrazadera de 16 mm y potencia de 12 vatios.

Trabajar cómodamente incluso con falta de espacio

A la hora del tratamiento de jóvenes y mayores, así como de pacientes con miedo, ante todo resulta especialmente importante la elección adecuada de las piezas de mano, contra-ángulos y turbinas. Éstas deben satisfacer tanto las exigencias del profesional responsable del tratamiento, como las necesidades de las personas sometidas al tratamiento, ya que solo así es posible un trabajo enfocado al paciente y al profesional al mismo tiempo.

En concreto, esto significa que un instrumento es óptimo para el tratamiento si, por una parte, aporta los componentes técnicos para permitir al odontólogo realizar un trabajo sin problemas y lo más preciso posible. Y, por otra, su diseño y su funcionalidad logran realizar el tratamiento de la forma más cuidadosa posible para el tejido y con el mínimo estrés para el paciente.

W&H, como fabricante de dispositivos dentales, cumple estos requisitos en todas sus líneas de productos. La empresa se ha fijado la meta de facilitar a los odontólogos instrumentos de precisión fiables y de gran calidad que contribuyan al bienestar de los pacientes. Esto también incluye tener en cuenta las situaciones de tratamiento especiales, lo que hace necesario el desarrollo de productos de precisión, pero al mismo tiempo versátiles.

Para situaciones especiales, como las que se plantean frecuentemente en la odontopediatría y en la gerodontología, con la microturbina TK-94 la empresa ha desarrollado un producto que puede utilizarse de forma óptima en la anatomía bucal todavía no formada de los pacientes más jóvenes, así como en la musculatura maxilar debilitada de los más mayores.

Con tan solo 9 milímetros de diámetro y una altura del cabezal de 17,2 milímetros en una fresa de 16 milímetros, la turbina de la gama de instrumental Synea Vision permite al odontólogo un tratamiento sin restricciones y un control perfecto en cualquier situación. Es precisamente en el uso simultáneo de varios instrumentos, como por ejemplo el uso simultáneo de turbina, espejo dental y tubos de aspiración, donde el reducido espacio de tratamiento intraoral apenas se ve afectado por el ajustado tamaño de la TK-94, por lo que la sensación que perciben los pacientes es menos desagradable.

TK-94 W&H Turbine
Gracias a sus cinco salidas de spray proporciona una refrigeración y una limpieza perfectas de la zona de tratamiento.

El pequeño cabezal de la turbina de W&H permite además una mejor visión sobre la zona de tratamiento y garantiza así un trabajo más preciso y cuidadoso con los tejidos duros, incluso en zonas de difícil acceso. Su perfil de agarre antideslizante y su peso reducido de 39 gramos hacen que este instrumento se pueda utilizar durante períodos prolongados de trabajo, ya que evita los síntomas de cansancio en la mano, además de facilitarle enormemente acceder a la ubicación deseada.

No solo el manejo de la microtrubina presenta muchas ventajas, W&H también le ha dado mucha importancia a la elección de los materiales. . La superficie de acero inoxidable resistente a arañazos proporciona resistencia y durabilidad, lo que reduce considerablemente los síntomas de desgaste y hace que el dispositivo parezca nuevo incluso después de muchos usos. Al ser termodesinfectables y esterilizacbles hasta 135º centígrados son muy funcionales en el día a día de la consulta. Además, para la refrigeración óptima de la fresa y el diente, todas las turbinas Synea Vision disponen de 5 sprays de refrigeración especialmente diseñado por W&H.

En la calma reside la fuerza

A pesar de su reducido tamaño, la microturbina TK-94 destaca por su elevada potencia de 12 vatios. Además, este instrumento es realmente silencioso gracias a sus condiciones hidrodinámicas mejoradas y sus rodamientos de bolas cerámicas de alta calidad que garantizan un funcionamiento de la turbina extremadamente silencioso y sin vibraciones. Esto resulta una gran ventaja a la hora del tratamiento de pacientes con miedo o sin experiencia. Además, se evita el contacto involuntario de los dientes adyacentes o antagonistas que puede provocar la irritación del paciente. De forma similar a lo que ocurre con la reducción de los ruidos molestos, la apariencia del dispositivo también repercute favorablemente a la hora de reducir estos temores. El tamaño reducido de la microturbina de W&H hace que tanto los niños y como los pacientes miedosos sientan menos recelo que con las turbinas convencionales.

Durante todo el tratamiento no debería olvidarse que tanto el ambiente de la consulta, como los instrumentos deben a contribuir a la tranquilidad del paciente. Al igual que todo el ambiente de la consulta, los instrumentos deben a contribuir a la tranquilidad del paciente. Es por esto que, W&H, con la microturbina TK-94, facilita una solución óptima para un uso mínimamente invasivo, que mediante funcionalidad y diseño ayuda a quitar el miedo a los pacientes.

TK-94 W&H Microturbine
La microturbina TK-94 L de Synea Vision es especialmente adecuada para intervenciones mínimamente invasivas, necesarias, por ejemplo, en la gerodontología o en la odontopediatría.