Tratamiento eficiente y cuidadoso de los canales radiculares

Dr. Shahrad Nouraie Ashtiani
Dr. Shahrad Nouraie Ashtiani

Para garantizar que los tratamientos de los canales radiculares puedan realizarse de forma cómoda y con la menor molestia posible para el paciente, el Dr. Shahrad Nouraie Ashtiani, asistente de formación continua en cirugía oral y odontólogo especializado en endodoncia de Hamburgo (Alemania, actualmente trabajando en Bremen), apuesta por el uso del Piezo Scaler Tigon+ de W&H en combinación con la gama de puntas ultrasónicas perfectamente ajustadas.

A continuación, el experto presenta tres aplicaciones clínicas en las que explica la utilización selectiva de la gama de puntas para endodoncia de W&H.

Introducción

El tratamiento debe llevarse a cabo utilizando un microscopio quirúrgico. Si no se dispone de uno, es aconsejable trabajar al menos con unas gafas con lupa. El uso de un aislante de goma se recomienda en todos los casos y forma parte de un tratamiento “lege artis”. Si las puntas se utilizan en el canal, es preciso emplear siempre la lupa como mínimo. Frente a esto, en las preparaciones que se realizan a mayor profundidad del canal a fin de retirar instrumentos de tratamiento rotos, es obligatorio emplear un microscopio quirúrgico; de lo contrario, existe un riesgo muy elevado de que se produzca una perforación. Los instrumentos o las puntas para tratamiento de canales radiculares solo pueden retirarse sin microscopio si se encuentran en la sección superior del canal.

Punta especial 3E

Retirada de limas para endodoncia rotas

Punta especial 3E
Punta especial 3E

Punta especial 4E

Preparación de la base de la cámara de la pulpa

Punta especial 4E
Punta especial 4E

Punta especial 5E

Aplicación de vibración y retirada de las limas para endodoncia

Punta especial 5E
Punta especial 5E

Punta especial 6E

Retirada de los rellenos del canal radicular y de las calcificaciones del canal radicular

Punta especial 6E
Punta especial 6E

Caso 1: Primer tratamiento de un diente

Tras abrir la cámara de la pulpa mediante un contra-ángulo de W&H, que también garantiza una óptima refrigeración por spray, se lleva a cabo la retirada minuciosa de la pulpa de la corona. En el siguiente paso, las puntas ultrasónicas se emplean en combinación con el Piezo-Scaler Tigon+ de W&H. El uso de las puntas con el Tigon+ presenta diversas ventajas absolutas, puesto que los ajustes del aparato se adaptan a la perfección a las puntas.

A continuación, las puntas 6E y 4E se utilizan para la preparación de la base de las cavidades, para el redondeado de las transiciones de los canales y para la preparación libre de las entradas de los canales. En canales muy estrechos, como el MSB2 en los molares superiores, debe utilizarse la punta 3E.

Las puntas 3E y 6E permiten preparar cónicamente las áreas de los canales superiores de inmediato. En este punto, hay que actuar con cuidado para evitar que se formen escalonamientos. El uso en el canal debe correr a cargo de un usuario experto en este tipo de operación. Del mismo modo, también puede trabajarse con la fresa de Gates-Glidden, aunque en este caso surgen habitualmente bordes en la transición hacia la base de la cavidad. Si esto ocurre, estas pueden redondearse con ayuda de la punta 4E.

Tras la elaboración de los canales, el redondeado de las entradas de los canales, la eliminación del exceso de dentina y la preparación de la base de la cavidad, se procede a la preparación del canal. Existen diversos instrumentos manuales y mecánicos que permiten llevar a cabo esta tarea, pero no nos detendremos en explicar sus características en este punto. Lo más importante es que la preparación de los canales se realice en todo momento utilizando líquido de enjuague. Tras utilizar cada instrumento (y también cuando se usa siempre el mismo instrumento), así como en los casos de una anatomía complicada, es preciso eliminar constantemente las virutas de dentina del canal realizando enjuagues intermedios.

Tras la preparación hasta la longitud y el tamaño de preparación definitivos, el canal se enjuaga de acuerdo con el protocolo existente a este respecto. Con ayuda de la punta 6E, el líquido de enjuague se activa una y otra vez a intervalos constantes para enjuagar durante un período de 20 a 30 segundos. Este proceso se repite hasta que finaliza el protocolo de enjuague con los diferentes líquidos de enjuague y las cantidades recomendados.
Una vez realizado este paso, los canales se secan y se obturan en frío o en caliente, y de forma lateral o vertical, en función de las posibilidades existentes y de los materiales disponibles.

Caso 2: Retirada de un poste endodóntico roto

El acceso al canal se prepara tal como se ha descrito en el caso 1. Esta operación debe realizarse obligatoriamente con el uso de un microscopio quirúrgico o de unas gafas con lupa. Para evitar que se produzcan perforaciones, solo debe trabajarse en la sección superior del canal.

Se recomienda continuar con el procedimiento siguiente:

  • El fragmento o el poste endodóntico roto se deja ligeramente al descubierto con ayuda de la punta 3E.
  • A continuación, el poste roto se extrae mediante vibración con la punta 5E. Si la punta no se desprende de inmediato, puede que sea necesario trabajar la zona de nuevo con la punta 3E.
  • Una vez finalizada la extracción por vibración, se procede a la preparación del canal (véase caso 1).
  • Durante el protocolo de enjuague, es preciso asegurarse de que, dada la diferencia que existe en la carga microbiana en cada tipo de revisión, también se utilice como solución de enjuague CHX al 2 % además de los demás líquidos de enjuague.
  • El procedimiento continúa como se ha descrito antes.

Caso 3: Retirada de una lima para endodoncia rota

Estos tratamientos deben realizarse siempre utilizando un microscopio quirúrgico. En este punto, es preciso tener cuidado de que no se tome una vía errónea y se produzca una perforación. El tratamiento no puede comenzar hasta que se haya establecido la indicación exacta. De hecho, es importante que el éxito del tratamiento pueda evaluarse de antemano.

Además, en esta clase de indicación deben poder valorarse con exactitud las propias capacidades:

  • En primer lugar, se realiza la elaboración de los canales y se utilizan las puntas 6E/3E para revisar si existe material de relleno de la raíz.
  • Después de retirar por completo la gutapercha hasta el instrumento roto, el canal debe ensancharse primero en línea recta.
  • La punta debe liberarse de forma circunferencial con ayuda del microscopio y dejarse expuesta en su totalidad.
  • A continuación, el instrumento se sigue liberando en sentido apical hasta una anchura de 1 a 2 mm utilizando la punta 3E. En este punto, es preciso tener cuidado de que no se tome una vía errónea y se produzca una perforación. Si utiliza puntas ultrasónicas, también existe el riesgo de que las puntas rotas del instrumento vuelvan a romperse en el proceso. Así pues, es preciso garantizar que la preparación se realice en el diente.
  • Existen varias posibilidades para realizar la retirada, pero no las describiremos con más detalle en este documento. No obstante, en el mejor de los casos, después de la liberación, el instrumento puede desprenderse utilizando la punta de enjuague. Tenga cuidado, pues existe el riesgo de que el instrumento vuelva a romperse. En función de la anatomía y de la posición, existen varias posibilidades adicionales.
  • Tras finalizar la retirada, se procede a la preparación apical, al enjuague conforme al protocolo correspondiente (volviendo a asegurarse de que aquí también se utilice CHX al 2 % como enjuague además de los demás líquidos de enjuague).
  • El procedimiento continúa como ya se ha descrito en el caso 1 (véase arriba).