Inauguración del primer espacio de investigación en Innviertel

FMV y el municipio de Schalchen han equipado la guardería de Schalchen con un laboratorio de investigación.

Primera fila (de izquierda a derecha): Amelie Kogler, Alexander Moser, Dominik Junghuber y Paul Wallner trabajan muy interesados en varios experimentos en la guardería de Schalchen. Segunda fila (de izquierda a derecha): Helmut Sperl (2º vicealcalde del municipio de Schalchen), Daniela Malata (miembro de la dirección general de W&H), Roswitha Kogler (directora del la guardería de Schalchen), Stefan Fuchs (alcalde del municipio de Schalchen) y Roman Seitweger (director gerente de FMV) Foto: Chris Hofer

La investigación y la experimentación son ahora una de las actividades favoritas de los niños de la guardería de Schalchen, situada en Mattighofen (al norte de Austria). Gracias al apoyo de la filial de W&H, FMV GmbH, así como del municipio de Schalchen, el 10 de enero de 2017 se inauguró el primer espacio de investigación en la región austríaca de Innviertel. El objetivo de este popular laboratorio de investigación para guarderías consiste en inculcar el espíritu científico a los niños desde su más tierna infancia y conseguir que experimenten nuestro mundo con todos los sentidos.

Mientras que, hasta ahora, este nuevo concepto se encontraba extendido sobre todo en el estado federado de Salzburgo, por primera vez las guarderías de la región colindante de Innviertel han descubierto las ventajas del espacio de investigación, que incorporará una buena dosis de diversión y variedad en la rutina diaria del centro. “Los que descubren la tecnología desde pequeños, podrán, de una forma más sencilla, formar parte de una sociedad moderna como la nuestra, caracterizada por un alto grado de tecnicidad. El espacio de investigación ofrece en este caso una excepcional oportunidad de formación para los niños”, afirma el director gerente de FMV, Roman Seitweger.

Varios niños de la guardería de Schalchen (de izquierda a derecha: Amelie Kogler, Dominik Junghuber, Alexander Moser y Paul Wallner), junto con la pedagoga Maria Zauner realizan un experimento para conocer las propiedades de la levadura, que mezclada con azúcar, harina y agua caliente, hace que un globo colocado en la boca de una botella se infle lentamente. Foto: Chris Hofer
Las propiedades de la levadura, que mezclada con azúcar, harina y agua caliente, hace que un globo colocado en la boca de una botella se infle lentamente.
Para Dominik Junghuber, Alexander Moser, Amelie Kogler y Paul Wallner (de izquierda a derecha), observar el desarrollo y el ciclo vital de un caracol gigante que se encuentra en un terrario resulta una experiencia muy especial.
El desarrollo y el ciclo vital de un caracol gigante.

Equipado con numerosos experimentos fascinantes, el nuevo espacio de investigación será un lugar de alegría y diversión para los niños del municipio de Schalchen. Oficialmente, fue inaugurado hace poco por el director gerente de FMV, Roman Seitweger y el alcalde de Schalchen, Stefan Fuchs que, con su patrocinio, han realizado una valiosa contribución al fomento de jóvenes talentos. A partir de ahora, los pequeños investigadores de la guardería de Schalchen tendrán que llevar a cabo numerosas tareas científicas. ¿Cuáles son las propiedades de la levadura? ¿Qué altura tiene un árbol? ¿A qué distancia se encuentra una persona? Los niños podrán buscar respuesta a estas y otras preguntas realizando diversos experimentos que se describen exactamente paso a paso en un manual del espacio de investigación. Además, en el laboratorio de investigación se trabaja exclusivamente bajo la dirección experta de las pedagogas de la guardería. “Nos alegra disponer de este nuevo laboratorio de investigación, ya que nos permitirá explorar con los niños diversos hechos apasionantes de la naturaleza, de forma sencilla y a modo de juego. Es bonito ver el entusiasmo y la pasión con la que los niños se enfrentan a cada una de las tareas que se les encomiendan”, explica la directora de la guardería de Schalchen, Roswitha Kogler.

“Con el espacio de investigación podremos despertar su entusiasmo por las ciencias naturales y la tecnología antes de que inicien la etapa escolar. Sin duda, el nuevo laboratorio de investigación representa una valiosa ampliación de la oferta de formación de nuestras guarderías. Quiero dar las gracias al director gerente de FMV, Roman Seitweger, al director gerente de W&H, Peter Malata, y al Dr. Konrad Steiner, por el magnífico apoyo que nos han prestado”, explica Stefan Fuchs con entusiasmo.

Amelie Kogler manipula el caracol gigante con sumo cuidado y da claras muestras de que no tiene miedo alguno de tocarlo. Su compañero de guardería, Paul Wallner, también piensa que el caracol resulta tremendamente interesante. Foto: Chris Hofer
El caracol resulta tremendamente interesante.
Amelie Kogler, Paul Wallner y Alexander Moser (de izquierda a derecha) se muestran visiblemente divertidos al comprobar cómo actúan los imanes. Foto: Chris Hofer
Visiblemente divertidos al comprobar cómo actúan los imanes.

La industria anima a los jóvenes talentos en el ámbito de la tecnología

En colaboración con el municipio de Schalchen, FMV, la filial de W&H en el norte de Austria, posibilitó la inauguración del nuevo espacio de investigación. En abril de 2016, con la inauguración de la nueva construcción en Schalchen, esta compañía apostó claramente por el centro de este municipio. Roman Seitweger está convencido de las ventajas que ofrece el concepto de investigación para las guarderías. “Cada vez es más necesario contar con trabajadores altamente cualificados que, en su calidad de especialistas en construcción de moldes y fundición inyectada, puedan ofrecer las mejores soluciones para nuestra industria. Por lo tanto, es importante introducir la tecnología a una etapa temprana. Queremos que los pequeños investigadores tengan la posibilidad de explorar los fenómenos de nuestro mundo a modo de juego y que perciban la tecnología como algo fascinante”, comenta el director gerente.

Para el patrocinador principal del espacio de investigación, la empresa W&H Dentalwerk Bürmoos GmbH, el continuo desarrollo del laboratorio de investigación, así como que se esté trasladando el concepto a otras guarderías, es el objetivo más importante que debe perseguirse en estos momentos. “Si fomentamos el talento tecnológico desde nuestra condición de empresa industrial, nosotros también debemos hacer algo para conseguirlo y participar de forma activa en ello. En mi opinión, el primer espacio de investigación de la región de Innviertel señala un importante punto de partida para reforzar el uso del concepto de éxito en el norte de Austria”, explica Daniela Malata, miembro de la dirección general de W&H.