Turbina Power de W&H: una perfecta combinación de funcionalidades

Geometría optimizada de la hoja: para obtener un torque máximo y una potencia óptima a lo largo de todo el proceso de preparación.

El Dr. Chris McConnell, bajo el lema “Lograr un éxito sostenible con tecnologías de alta calidad”, trata aproximadamente a 15 pacientes al día en su clínica de Cornwall, situada al sudoeste del Reino Unido. Como odontólogo general con un interés especial por la odontología estética y la odontología con sedación, tiene una amplia experiencia en el sector dental, pues ha trabajado en unidades hospitalarias especiales y en consultas de prestigio.

Con el fin de obtener unos resultados de preparación excelentes, este experto odontólogo se centra en la moderna tecnología de W&H. Para este usuario habitual de la turbina Power TK-100 L de la serie Synea Vision, la perfecta combinación de todas las funcionalidades del producto de W&H representa un valor añadido decisivo. De hecho, con sus atributos mejorados, permite que el usuario se concentre totalmente en el paciente y en la intervención. Así, además de ofrecer una visión 100 % sin sombras del área de tratamiento, gracias a la innovadora tecnología de anillo LED+, la turbina de W&H se caracteriza también por una capacidad óptima de retirada de material. En consecuencia, las restauraciones de alta resistencia pueden efectuarse con facilidad y, en caso necesario, retirarse.

Hablamos con el Dr. Chris McConnell sobre lo que espera de las turbinas y sobre la razón por la que la turbina Power de W&H es ahora uno de los instrumentos preferidos en su clínica dental.

La turbina Power de la serie Synea Vision
La turbina Power TK-100 L de la serie Synea Vision: perfecta combinación de todas sus funcionalidades.

Dr. McConnell, cuando llega el momento de utilizar una turbina dental, ¿cuáles son los retos a los que se enfrenta durante su trabajo diario?

Dr. McConnell: Para mí, el objetivo principal consiste en que la turbina sea fiable. Son tantas cosas las que ocurren todos los días que, si tengo una pieza de mano que me da problemas, sufro más estrés y me resulta más duro realizar bien mi trabajo. Por ejemplo, si la turbina presenta una fuga de aire, hace mucho ruido, genera vibraciones, tiene un torque demasiado reducido, produce demasiado spray de agua o no produce el suficiente, proporciona una iluminación inadecuada, etc., su uso resulta muy difícil. A su vez, esto ralentiza el tiempo de la intervención, lo que resulta incómodo para los pacientes, me provoca más estrés y hace perder tiempo a la clínica.

¿Ha notado algún cambio durante los últimos años que haya afectado al uso que hace de sus turbinas dentales?

Dr. McConnell: Me he dado cuenta de que la velocidad, la eficacia y el acceso sencillo son aspectos que tienen cada vez más importancia. Esto nos obliga a buscar formas de racionalizar nuestras prácticas en el trabajo y a encontrar puntos en los que sea posible ahorrar tiempo. Y yo he constatado que utilizar una turbina de mejor calidad con los atributos correctos puede ayudar a lograrlo. Lo más importante para mí es la sensación táctil del instrumento y el hecho de que no pese mucho ni resulte “tosco” al agarrarlo. También pienso que la posibilidad de disponer de una buena iluminación y de un cabezal más pequeño es esencial para que el acceso sea más sencillo y el trabajo provoque menos fatiga.

Diagrama de potencia
Mejora en el rendimiento gracias al uso óptimo del torque, pero sin tener que llegar hasta la velocidad máxima.
Higiene sin compromisos: mínimo escape de aire a la máxima capacidad del cabezal para obtener una eficacia añadida y una higiene inmejorable.

Desde que utiliza la turbina Power TK-100 L de la serie Synea Vision, ¿en qué casos concretos percibe una ventaja significativa en el uso en comparación con otras turbinas?

Dr. McConnell: Cuando comenzamos a utilizar la turbina TK-100 L, pensé que tenían un aspecto atractivo, pero que no eran significativamente distintas de nuestras turbinas antiguas. No obstante, después de un par de semanas utilizando solo la TK-100 L, intentamos volver a utilizar nuestras turbinas anteriores y, de pronto, nos resultaron muy incómodas. Hasta ese momento, no nos habíamos dado cuenta de lo malas que eran nuestras antiguas turbinas; de hecho, nos habían resultado totalmente aceptables hasta que volvimos a ellas. La TK-100 L era mucho más ligera y presentaba un tacto mucho más agradable, por lo que resultaba más fácil de utilizar. Asimismo, las luces LED internas y el spray de agua estaban mucho mejor sintonizados que en las ya teníamos. Nunca había sido consciente del exceso de spray de agua que producían nuestras turbinas antiguas, lo que invadía continuamente mi campo de visión cuando trabajaba con el espejo. Sin embargo, esto mejoró notablemente cuando empezamos a utilizar la turbina Synea Vision. Los pacientes también comentaron que la TK-100 L era mucho más silenciosa, por lo que la experiencia resultaba más cómoda; además, como el tamaño del cabezal era más pequeño, el acceso a los diferentes puntos de tratamiento también era más sencillo.

Turbina con anillo de LED+
¡Confort con potencia quíntuple! Cinco LEDs y cinco salidas de spray revolucionan el confort visual y la facilidad de uso.
La turbina Power TK-100 L de la serie Synea Vision
Ergonómica, ligera y silenciosa: trabajo relajado y sin fatiga gracias al sistema de turbina notablemente más ligero.


Muchas gracias por su tiempo.

Dr. Chris McConnell
Dr. Chris McConnell